Una bomba de agua es una gran adición a una residencia u hogar cuando no se tiene la presión requerida. Sin embargo, suele haber problemas recurrentes que indican la necesidad de darle mantenimiento y en Sistemas de Agua de Yucatán te decimos cuáles son.


La bomba no enciende o no se apaga


Estos problemas probablemente vengan de un problema eléctrico. Las vibraciones que emite la bomba pueden aflojar las conexiones eléctricas y es muy sencillo comprobar si este es el problema. Solo hace falta abrir la caja y apretar las conexiones.


Puede ser que la bomba se sobrecaliente por exceso de trabajo y automáticamente se pare. Es importante revisar que el agua llegue a la bomba y que el tubo de aspiración no quede vacío.


Cuando tu bomba no se apaga suele ser causado por el control automático. Es necesario verificar si dicho control tiene la corriente eléctrica correcta para poder activarse y desactivarse de manera adecuada. En caso de no ser así, debe reemplazarse.


La bomba absorbe poca agua


Si tu bomba presenta este problema, puede ser por contar con muy poca energía o que las tuberías instaladas tengan un diámetro menor que las recomendadas. Es importante reemplazar las tuberías pequeñas por unas más adecuadas que se adapten a las dimensiones correctas especificadas por  el fabricante.


La bomba zumba


Los zumbidos suelen provocarse porque la bomba tomó aire, lo que provoca que deje de funcionar adecuadamente. En estos casos es necesario vaciarla y llenarla de nuevo. También se recomienda purgar o vaciar el sistema en su totalidad.


Es necesario contar con la ayuda de profesionales para garantizar una buena instalación de tu bomba y en caso de requerirlo, darle mantenimiento. En Sistemas de Agua de Yucatán contamos con profesionales que pueden visitarte y darte un diagnóstico.