El agua, líquido vital para la supervivencia humana, requiere de procesos para poder ser consumida de manera segura. Así, la ósmosis inversa es considerada el método más avanzado y eficaz para la purificación del agua sin utilizar sustancias químicas.

La ósmosis consiste en el movimiento de moléculas por medio de una membrana parcialmente permeable y porosa que va de una región de menos concentración a otra de mayor. En su caso la ósmosis inversa implica que, al presionar los fluidos a través de la membrana, solo las moléculas de menor peso pasen al otro lado.

En el tratamiento del agua los sólidos son retenidos y solo pasa el líquido; así, se arrastran los contaminantes. Este procedimiento se utiliza en numerosas industrias; incluso, en el tratamiento de aguas residuales con el que se logra la depuración y la reutilización de estas aguas.

Es importante destacar que una membrana de osmosis inversa tiene una duración aproximada de entre tres a cinco años, si se le da el mantenimiento adecuado; en el caso de aquellos equipos de uso doméstico su duración es menor.  

¿Te interesa saber más sobre la ósmosis inversa?  llama a Sistemas de Agua de Yucatán. Por lo pronto te invitamos a conocer más detalladamente el procedimiento observando el siguiente video.

Con información de Lenntech, Carbotecnia y la Asociación Española de Desalación y Reutilización.